¿Qué es el agility?

El Agility nació en 1978 y actualmente se ha convertido en uno de los deportes caninos de mayor auge en Europa occidental y Estados Unidos. Miles de personas disfrutan compitiendo con sus perros en este deporte, y muchas otras lo practican por placer.

¿En qué consiste el agility?

Es un deporte que combina elementos de obediencia, confianza, seguridad, rapidez mental y una comunicación entre el dueño y el perro. Para su práctica se utilizan distintos tipos de obstáculos, que el perro debe saltar, recorrer o atravesar con una serie de condicionantes. La finalidad es la de completar un recorrido de unos 20 obstáculos sin fallos y en el menor tiempo posible. Dependiendo de la altura del perro existen hasta tres categorías.

¿Quién lo puede practicar?

Cualquier persona, ya sea joven o mayor. Puesto que el coste es mínimo, constituye una forma barata y divertida de trabajar con su perro y reforzar la relación y el entendimiento entre ambos. Además podrá hacer muchos amigos, tanto de dos como de cuatro patas. Se acepta todo tipo de perro. La intensidad del deporte dependerá de la edad y condiciones del perro, y por supuesto, del dueño.

¿Qué se necesita?

Un mínimo de obediencia y control que se irá adquiriendo con el entrenamiento. Todo lo que se necesita para empezar es el collar y la correa además de una cantidad enorme de premios para felicitar a nuestro amigo cuando éste haga bien las cosas.

¿Cómo empezar?

Si no ha practicado nunca este deporte canino, no intente enseñar a su perro en casa. La mejor manera es hacerse socio de un club. Lo más importante es el bienestar del animal, y el club no solo le proporcionará obstáculos bien construidos, sino que le enseñará cómo introducirse en cada uno de ellos sin poner en riesgo su seguridad.

¿Y competir?

No todo el mundo quiere competir, pero si lo desea, actualmente existe una competición a nivel nacional en la que se puede participar y conocer un gran número de gente agradable.